SALVE

SALVE

ECCOMI

ECCOMI

STUDENTE UNIVERSITARIO

STUDENTE UNIVERSITARIO

FESTIVAL DI SREMO 1971

FESTIVAL DI SREMO 1971

NOI

NOI

LA MIA FAMIGLIA

LA MIA FAMIGLIA

DIRETTORE ARTISTICO UNIVERSAL

DIRETTORE ARTISTICO UNIVERSAL

m'illumino d'immenso

m'illumino d'immenso

mamma e papà

mamma e papà

Maurizio

Maurizio

leo

leo

i fratelli

i fratelli

MARTINO

MARTINO

papà

papà

I MIEI BAMBINI

I MIEI BAMBINI

SDC10190

SDC10190

en general

Soy una persona afortunada porque siempre he tenido la oportunidad de hacer lo que quería. Esto no quiere decir que fuera fácil, al contrario; pero en el cálculo entre crédito y débito bien puedo decir que el saldo es superávit. Una infancia feliz y despreocupada en un suburbio milanés virgen y tranquilo, una adolescencia llena de proyectos hechos con amigos cercanos, trabajo divertido, bienestar, la esposa deseada, música, día y noche, el privilegio de trabajar con el mejor artista de todos. tiempos, la valentía de cambiarlo todo, la alegría de dar, un gran amor por la vida, la presencia constante de Dios, en todas partes a mi alrededor y dentro de mí. Y aún no ha terminado, no, todavía hay más por hacer antes de sentirme satisfecho, antes de que pueda decir que he encontrado y dado un sentido real a mi vida.

el punto de inflexión

No tenía ningún deseo de tomar ese avión con destino a NOSY BE en Madagascar el 22 de julio de 2006. La semana anterior a mi padre nos había dejado y estaba aterrorizado por el avión; unas vacaciones en África no me atrajeron, ¡fueron tan hermosos los otros años que pasé en Ugento! Estas fueron mis reflexiones dentro del aeropuerto de Malpensa sin saber que estaba por comenzar una de las experiencias más bonitas de mi vida.
El pueblo de vacaciones era extraordinario, palmeras, piscina, aire acondicionado, muy buena comida pero a los cuatro días ya estaba lleno, pensé, tomé el avión, hice un viaje de nueve horas para quedarme siempre encerrado aquí. UGENTO !!
Entonces, dado mi espíritu aventurero, me dije que no estaría mal salir a ver lo que había por ahí, así que a estas alturas tenía que quedarme allí, todo incluido, por dos semanas. Ninguno de los compañeros estaba dispuesto a hacerlo. muévete así que alquilé una moto y me aventuré solo a descubrir el África negra! Me tomó 2 km darme cuenta de lo relativo que es todo en la vida, cuánta belleza, cuánta pobreza serena estaba rodeada, cuánto tiempo perdido en ilusiones y, no me da vergüenza decirlo, me puse a llorar de emoción.
A mi alrededor gente que no puede ser más pobre pero que me sonrió mostrando dientes que no se encuentran ni en los anuncios más bonitos, gente que se mostró intensamente amiga, que me dijo "hola amigo", gente que, inclinado sobre el fuego encendido en el suelo frente a casa para preparar la cena, me invitó a cenar.
Aquí, dejé de correrlos, disminuí la velocidad hasta que paré y comencé a mirar a mi alrededor, con calma y vi un mundo a mi alrededor del que ni siquiera conocía resistencia.
En ese mismo momento comenzó mi futuro.
Durante los días siguientes comencé a pensar que este podría ser mi nuevo mundo, discusiones con amigos y, no hace falta decirlo, con mi esposa e hijo. Sin embargo, había sucedido algo que no podía detener, que nadie podría haber detenido. Tenía que hacer algo por esa pobre gente pero sobre todo por mí. Pero hacia el final de las vacaciones me di cuenta de que lo que quisiera hacer allí, en Nosy Be, sería un acto de maltrato, una violencia, significaba contaminar algo sumamente limpio, sencillo y sobre todo feliz, incluso sin luz.
A mi regreso aproveché la invitación nunca aceptada de queridos amigos para pasar unas vacaciones en Kenia en su villa de Malindi.
Era Pascua de 2007
Mi esposa, mi hijo y yo volamos a Malindi como huéspedes de nuestros amigos en su villa atendidos por James y finalmente entramos en contacto con la verdadera África.
Completamente diferente a la isla de Madagascar, Malindi nos recibió con todas sus maravillas pero sobre todo con toda su fealdad y sus paradojas. Un mundo completamente diferente, especialmente contaminado por todo lo que se puede usar para contaminar lo inmaculado. Corrupción, peligro de enfermedad, muerte en cada rincón, suciedad, caos y anarquía, deseo de occidentalización pero en los aspectos más deletéreos. Sobre todo, una frontera infranqueable entre la riqueza desproporcionada y la pobreza, en estrecho contacto con la otra; sin que ninguno de ellos, sobre todo la riqueza, diera un paso para aligerar la diferencia ¡Qué lejos estaba del paraíso de Nosy Be! Cómo lamenté los pueblos e islotes llenos de perfumes, flores, animales, niños sonrientes, padres educados, amables y hospitalarios. Sin embargo, todavía había algo en lo profundo de mí que me decía que se podía hacer.
Sí, me dije, pero ¿qué? ¿Doy clases de música, abro un estudio de grabación, organizo conciertos, también sigo siendo un cazatalentos?
Por la mañana fuimos a la playa, en compañía de gente rica, algunos jubilados, algunos dueños de negocios, algunos simplemente de vacaciones. La charla habitual y, por supuesto, 1000 preguntas para nosotros los recién llegados (comprenderán, están esperando que alguien nuevo regrese para recuperar el color y tenga un motivo de discusión con nuevos temas, luego una razón para hablar de ello entre ellos "Gente agradable, parecen tan jóvenes, el hijo entonces tan educado ...); pero esto solo después de la primera reunión y después de las presentaciones, porque entonces .......
Era Semana Santa y como es habitual incluso en Malindi cierran las escuelas y te vas de vacaciones. Así que, mañana tras mañana, comencé a ver minibuses que funcionaban milagrosamente cargados de niños que llegaban a la playa. Fueron descargados junto con los profesores y se mantuvieron alejados de nosotros porque no tenían que molestar. Rápidamente me di cuenta de que pocos grupos estaban uniformados mientras que la mayoría de los niños simplemente estaban cubiertos. Pero en el agua eran todos iguales, como todos los niños del mundo, y se divertían como locos bajo la atenta mirada de los profesores.
Por supuesto, aunque no sabía una sola palabra de swahili, les hice jugar, haciendo cosas estúpidas como, por ejemplo, fingir tropezar y caer y esto fue solo porque se rieron cuando dijeron una palabra que significaba "todavía". ".
Me llamaron PAPA. Luego, todos desaparecieron a la hora del almuerzo detrás de un edificio abandonado en ruinas. Iba a almorzar a casa.
Pero esta desaparición me intrigó, así que después de unos días los seguí. Se reunieron en círculo para comer pero los que más comieron y también tuvieron que beber fueron los de uniforme.
En cuanto una maestra me vio me despidió con un gesto pero fue la excusa para acercarme, para entender; luego otra, tal vez mayor, me explicó en inglés que los que no tenían uniformes eran huérfanos. Había casi tres veces el número de los uniformados y los orfanatos no tienen dinero y se les debe a los niños.
arregla con lo que encuentres, lo que sea, comida, juegos, pizzas, besos, cariño ... amor. Se me hizo un nudo en la garganta y pregunté por qué había tantos. Se me culpó por el sida. Instintivamente sentí una oleada de rabia interior, la maestra me pidió algo de dinero para hacerlos comer y beber un poco más, al menos ese día. Le di todo lo que tenía. Sobre todo, entendí lo que debía hacer en África, entendí por qué estaba en África. ¡Un orfanato!
No fue fácil explicárselo a mis padres, pero mi determinación daba miedo, mi determinación en ese momento era un muro que hubiera repelido cualquier ataque. En mi mente el proyecto comenzaba a nacer.
Solo pensaba en eso, incluso después de regresar a Italia, cuántas veces, al verme absorto, Alessandra, mi esposa, me decía: “¿Estás ahí? Me gustaría que estuvieras aquí con nosotros y también tu hijo "
Mis padres no estaban nada contentos con el lugar, esa increíble babel, esa increíble decadencia. Me dijeron: pero tú no piensas en nosotros, ¿qué haces, vas solo? Y todo esto fue un verdadero tormento, día y noche.
En aquellos días mi gran amigo en Malindi era James, el camarero de mis amigos.
37 años, sacerdote protestante, cinco hijos, una sonrisa tan grande como África, sabe y habla italiano a su manera y cocina al estilo toscano después de 15 años de escuela con su madre Antonina, nuestra amiga la anfitriona; siempre listo y muy inteligente, dispuesto a correr riesgos. El domingo de Pascua fuimos a su pueblo para conocer a su familia y sobre todo para asistir a "su" misa que organiza todos los domingos en su casa (la Iglesia es un lujo)
Con esa excusa comencé a mirar alrededor y ese pueblito podía ser un lugar perfecto para mi orfanato, había mucho terreno que comprar para construir el orfanato y luego verde, tranquilidad, sonidos y colores. Y así el proyecto empieza a tomar forma en mi cabeza y estoy cada vez más convencido pero siempre existe la oposición de mi mujer y mi hijo. Siento que tengo que hablar con alguien que sea de verdad amigo que me pueda entender, que me pueda ayudar, que me diga "Hazlo, estoy contigo, es una cosa bonita".
He sido un buscador de talentos durante al menos 25 años, he descubierto muchos buenos artistas y los he ayudado a alcanzar el éxito. La mayor alegría de todas, sin embargo, fue conocer y trabajar con Giorgia, la mejor cantante italiana, la artista que todo cazatalentos sueña con conocer. Conocerla y ayudarla a lograr el éxito fue fantástico. Sin embargo, durante años, nuestros caminos habían tomado diferentes direcciones y solo en raras ocasiones nos veíamos y nos oíamos.
Sin embargo, la amistad se mantuvo fuerte. La llamo y le digo que no se trata de trabajo, ella responde a la invitación, la conozco, le hablo del proyecto, me dice “hazlo, estoy contigo, este proyecto es hermoso!”. .
Estaba en la luna porque nunca hubiera esperado una respuesta tan inmediata y llena de entusiasmo y colaboración.
El otro gran amigo del mundo discográfico es Fabio Concato
Nos vemos en su momento particularmente difícil, le cuento todo, él y su esposa Betty me invitan a pasar un fin de semana en su casa en un famoso balneario. Voy y se abre una puerta inmensa. Conozco a una amiga suya, Silvia, y con ella entro en contacto con un mundo extraordinario, la élite de la comunicación en Italia.
Todos queridos amigos de Fabio y Betty. Así nació un grupo fuerte y compacto, sumamente decidido a hacer de este proyecto algo extraordinario y único. El entusiasmo es grande y atractivo, mi esposa comienza a ceder.
En este punto tengo que formalizar el proyecto y decido hacerlo formando una asociación. Pero las personas que integraban la asociación tenían que ser al menos tres. Con un acto maravilloso mi esposa y mi hijo se ofrecen, sin embargo, absteniéndose de cualquier participación activa y así el 8 de octubre de 2007 nació KARIBU ONLUS.
Empiece un trabajo de relaciones públicas aterrador. Busco a todas las personas que conozco, les explico el proyecto, trato de involucrarlas, atraerlas y hacerlas formar parte del grupo. Para hacer esto, casi siempre estoy viajando, de izquierda a derecha, de arriba a abajo. Me olvido de los disgustos, los abusos, las viejas royas, paso por encima de todo porque el proyecto lo exige, lo merece y lo impone.
Una persona sobre todo, agrónomo ecuatorial, exdirector de la FAO, 75 años, de nacionalidad inglesa, llamado Andrew MacMillan, mi luz, mi guía, me lo enseña todo y lo que él me enseña lo revivo de verdad cuando estoy allí.
Olvidé mi trabajo, discos, canciones, constantemente absorbido por el proyecto ..
Mientras tanto, Silvia organiza cenas tras cenas invitando al mundo y nuevos seguidores se suman al grupo. Entre estos Guido Rocca, un chico de 25 años. Fantástico, me dice "soy un chico afortunado" Puedo tenerlo todo pero prefiero compartir mi todo con los que no tienen las mismas posibilidades que yo. Viví siete meses en una misión en Honduras y tres meses en Nepal. ¡Tu proyecto es lo que siempre he soñado y te seguiré a todas partes! ¿Cómo no abrazarlo? Doy este paso a los sesenta con todo lo que le generó, ¡solo tiene 25!
Así llegamos a finales de 2007, la televisión empieza a mostrar imágenes terribles de Kenia… ¡Muertes y enfrentamientos violentos! Me digo a mí mismo “¡ahora mismo decido empezar con un proyecto en Kenia! Pero no me rindo, planeo el viaje a Malindi, tenemos que seguir, mi esposa mi hermano están furiosos, la situación parece precipitarse, es una locura irse.
Llamo a unos conocidos en Malindi y me dicen que todo está tranquilo, que falta algo, como gasolina y coca-cola, pero por lo demás calma absoluta. Como si algo se enfureciera contra mí y contra mi deseo, cada vez hay más informes de muertes también en Malindi, pero no están relacionadas con la política sino con la delincuencia normal.
Guido y yo decidimos irnos, todos están en contra pero el 4 de enero de 2008 nos vamos. Somos 22 en el avión y el viaje es magnífico. Llegamos a Mombasa vía Zanzíbar, la situación es muy tranquila, nuestro querido amigo conductor Baya nos espera en el aeropuerto que nos lleva a Malindi en poco más de dos horas y nos encontramos con la tranquila confusión habitual. Tenía el dinero conmigo para comprar un terreno en el pueblo de James, pero James tiene una sorpresa para nosotros. Sensacional. Básicamente nos cuenta que en el pueblo donde nació sus familiares tienen mucha tierra para darnos, no solo sino también gratis para el proyecto. No creemos en nuestros oídos y decidimos ir a verlo de inmediato al día siguiente y así es como nos encontramos con Chakama a 60 km de Malindi, en el interior, cerca del Parque Natural TSAVO, el más grande de Kenia, un verdadero paraíso.
La primera reunión fue con el alcalde en su oficina. Entonces todo para ver la tierra, ¡10 hectáreas! Me asombra el sol, el torbellino de pensamientos, la amabilidad de la gente, el cansancio, la emoción de estar inmerso en un mundo prístino, muy pobre pero digno, completamente diferente a Malindi. Esta es nuestra África, pensamos Guido y yo, mirándonos asombrados.
Hay un río, hay un estanque, hay de todo sin miedo a contaminar, a exagerar, el proyecto toma una nueva forma, la definitiva que ya no es un simple orfanato. Adoptamos toda la aldea y planeamos llevarla a la independencia económica y alimentaria en un plazo de cinco años, proporcionando los medios y las estructuras para lograrlo.
Nos reunimos con la comunidad para contarles nuestras intenciones, nuestro proyecto. La reunión se lleva a cabo bajo un árbol inmenso y bajo el árbol hay unas trescientas personas. Lo que sucede durante la reunión es emocionante hasta el punto de que me pregunto quién en ese momento necesitaba más ayuda, si ellos o nosotros, los pobres pequeños occidentales. Una lección de democracia y civilización. Nos aceptan y nos agradecen diciendo que están muy dispuestos a hacer todo lo necesario. Lo que sucede en los días siguientes es tan urgente que no nos damos cuenta de que solo quedan dos días para irnos. Así que volvamos a Chakama para llenar los ojos y el espíritu y hacer nuevos amigos, sobre todo volvemos con montañas de paquetes de harina para regalar. Guido toma miles de fotos especialmente de niños.
Volvamos a Italia llenos de belleza, energía y entusiasmo. Guido está muy feliz, doy gracias a Dios durante todo el viaje y mi futuro es cada vez menos futuro.
Durante nuestra estancia en Malindi también nos asociamos con un organismo gubernamental que nos apoyará en todos los aspectos, tanto más cuanto que la aldea es una prioridad absoluta para ellos ya que se encuentra en la zona más pobre del distrito de Malindi; todo vuelve, el diseño empieza a tomar forma.
La primera persona que vio las fotos fue mi esposa. Ella está impresionada, comienza a pensar, me pide que la lleve al próximo viaje también porque quiere verlo por sí misma. A ella le gusta especialmente el nuevo proyecto. Incluso la afición empieza a aumentar, las donaciones también empiezan a llegar, la madre de Guido organiza una fiesta extraordinaria de la que sacamos mucho dinero, lo mismo pasa con la fiesta que organizan los chicos del CLUB LEO de Verbania. Fantástico éxito. Podemos empezar a construir. Llegan subvenciones, pequeñas pero siempre bienvenidas, de grandes grupos, donación de dos camiones cisterna de los bomberos, pido y consigo donaciones y ropa de verano usada de amigos. Un amigo muy querido pone a disposición su almacén para la recogida de todo este material.
El grupo de creativos estudia y crea la marca, el folleto, los carteles. Un gran trabajo en equipo, un grupo unido y maravilloso. Estudiamos el comercial, por un momento vuelvo como músico, escribo la música. El spot está listo y se retransmite en las redes de Mediaset. Se acerca la Pascua y yo, mi esposa y Guido volvemos a Malindi
Llevo a mi esposa a Chakama, ella no querría irse más, está completamente fascinada y me dice que esto es África, aquí quiero acompañarte y ayudarte.
Literalmente está conquistado.
Los meses pasan siempre llenos de movimiento. Hacemos acuerdos con quienes pueden ayudarnos, me encuentro con amigas cantantes, Silvia hace lo propio con la gira de sus amigas.
En julio, Guido regresa solo a Malindi para encontrarse con algunos constructores. 20 citas diferentes, elegimos la de un italiano, la menos cara.
En septiembre yo, mi esposa y Silvia volvemos a encontrarnos con el constructor, revisamos el proyecto, examinamos el presupuesto, lo reducimos a la mitad, él está convencido y nos vamos felices nuevamente. Dos días después comienza el trabajo, llegan las primeras fotos, la emoción es infinita, el sueño comenzó a ser realidad.
Y no ha pasado ni un año desde la creación de KARIBU.
Finalmente pudimos mostrar algo concreto a todos nuestros amigos, a varios partidarios, finalmente desde las palabras hasta los hechos.
Ahora el jardín de infancia ha terminado y en sus paredes leerás todos los nombres de quienes contribuyeron con sus donaciones, con su cariño y con su confianza para hacer posible este primer objetivo. Hemos logrado transmitir nuestras emociones, nuestra energía y la gente nos está gratificando.
Los caminos del Señor nunca son planos y llevamos año y medio revisándolos todos los días, pero mientras haya entusiasmo, energía, confianza en los propios medios, solidaridad y seriedad podemos estar tranquilos.
Los obstáculos se superarán y cada obstáculo adicional será un incentivo para demostrar cada vez más nuestra fe y nuestra fuerza.
28 DE DICIEMBRE DE 2008



Han pasado poco más de 4 años desde que escribí este "MI KARIBU". Parece poco pero el período está lleno de historia.
Hay quienes nos han dejado porque ya no están motivados, otros porque se han dejado llevar por una enfermedad implacable. En cambio, hay muchas personas nuevas, maravillosas y extraordinarias, una sobre todo MOHAMED SALIM, una persona muy especial. En Chakama trajimos luz y agua, comenzamos a cultivar hortalizas, hay una hectárea dedicada a los animales, incluidas las abejas, hay una espléndida plantación de aloe vera que se extiende por 8 hectáreas con miles de plantas, hay 1 clase de Primaria y apenas posible una pequeña clínica completa con sala de partos (las obras comenzarán en junio y terminarán en Navidad de 2015).
No fue fácil poder hacer todo esto y todavía no lo es, pero la energía y el entusiasmo son los mismos que al principio, reforzados por los obstáculos superados.
Un gran compromiso, pero merece la pena. Dejé a mi hijo de Italia, a su esposa tan preciosa e insustituible como el agua, a mis queridos hermanos, Giorgia y la música, mi gran pasión. En definitiva, mi vida está y seguirá estando cada vez más ligada a estas personas y a esta tierra pero sobre todo a ese gran sueño nacido en el islote de NOSY BE en Madagascar en el verano de 2006 .......... en el mientras tanto, sin embargo, el viaje continúa .........
13 de febrero de 2012

Han pasado otros 7 años

Muy intenso y con algunas revoluciones importantes. Logré obtener la ESCUELA DE FÚTBOL JUVENTUS como franquicia. Una escuela de fútbol oficial de mi querida Juventus. Comencé la escuela con el espíritu de una gloriosa universidad inglesa en Nairobi. Un gran sueño para mí, un proyecto al que me he dedicado en cuerpo y alma. Tuve el apoyo del Ministerio de Deporte y el jefe de mis entrenadores era un ex entrenador de la selección de Kenia. Mientras tanto, Mohamed Salim permaneció en Kibora y gestionó las escuelas y todas las demás actividades con total autonomía. Había mucho entusiasmo en Nairobi por esta escuela, la primera escuela de fútbol con la marca oficial de uno de los clubes de fútbol más importantes del mundo. Los chicos se volvieron locos con la idea de poder llevar una camiseta del equipo real.

Desafortunadamente, el destino no me fue favorable. El terrible ataque que tuvo lugar en el centro comercial WESTGATE de Nairobi llevó al Ministerio de Relaciones Exteriores británico a prohibir

la entrada de trabajadores extranjeros a todas las instalaciones británicas de la ciudad, incluido nuestro colegio. En un día se derrumbó todo mi sueño y también mis finanzas y mi salud, lamentablemente. Regresé a Italia, en plena depresión, como abrumado por un terrible huracán, desolado y derrotado, por primera vez y con varias deudas. Era el 4 de noviembre de 2013.

En Kibora, sin embargo, todo continuó como siempre, lejos del clamor, el caos, la gente, las ciudades, la historia. Mohamed tomó el proyecto sobre sus hombros y como un antiguo guerrero comenzó a luchar contra todos y contra todo. Planeó todo el trabajo y se puso a trabajar. Se dedicó como prioridad a la Escuela Primaria de Porto con 3 clases y contrató a tres nuevos maestros, abandonó el proyecto de la pequeña clínica y la cría, intensificó el trabajo sobre abejas y aloes. Yo, de Italia, lo apoyé con el trabajo de recaudación de fondos y hablamos todas las noches continuamente desde enero de 2014 hasta junio de 2016 cuando finalmente logré regresar a Kenia con el permiso del cardiólogo y neumólogo. Pagué todas las deudas que me quedaban y tomé las riendas del proyecto junto con Mohamed. Pero nuestro dúo duró poco menos de un año porque Mohamed desapareció un día después de que descubrí que él también se había aprovechado de mi confianza. No lo volví a ver ni volver a escuchar hasta noviembre del año pasado, con motivo del secuestro de la voluntaria Silvia Romano. Está en Tanzania.

Desde que regresé he traído el total de clases entre Kinder y Primaria a 9, los maestros a 11, las personas dedicadas a servicios a 5 y hoy nuestra escuela se llama ESCUELA PRIMARIA KIBORA, está oficialmente reconocida por el Ministerio de Educación con mucho de certificación como escuela privada con entrada gratuita, la única en Kenia. Los niños que asisten gratis son 435 y yo soy un hombre feliz pero aún no satisfecho. Además, también pude hacer el contrato para el suministro de agua potable que usamos para nuestros hijos y todos los trabajadores mientras que para los otros usos todavía usamos la gloriosa tubería que trae el agua del río Galana a nuestro centro.

7 de mayo de 2019

Maurizio